domingo, 1 de diciembre de 2013

Ropa vieja - para aprovechar las sobras del cocido

Un plato para la "crisis". Aquí no se tira nada!!! Con la carne que nos sobra del cocido podemos aprovecharla para hacer esta sabrosa receta.  
En algunas casas gusta tanto que cuando se prepara el cocido se tiene en cuenta aumentar en algo los ingredientes precisamente para que sobre bastante para hacer este plato.
En cada cocina se prepara de una forma, unos ponen patatas fritas, otros no. A mí me gusta encontrarme las patatitas fritas pequeñitas junto con el resto de ingredientes pero ya digo, no siempre se añaden.

 Ya digo que se hace difícil decir los ingredientes con exactitud, dependerá del día. Unas veces sobrará chorizo y mucho pollo; otros no quedará casi tocino pero sí mucha ternera... lógicamente la cantidad de garganzos también variará. En este caso yo he utilizado estos ingredientes

INGREDIENTES
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 Cebolla
  • 1 Pimiento verde
  • Un poco de tomate frito
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pimentón de la Vera
  • Sobras del cocido
  • Patatas
  • Aceite de oliva virgen extra 
(garganzos, pollo, ternera, tocino, chorizo...)

 
Antes de comenzar a cocinar deberemos limpiar de pieles y huesos las carnes que sobraron del cocido y las trocearemos en cachitos más o menos grandes según nuestro gusto. Las reservaremos.
En una cacerola amplia ponemos unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente agregamos los dos dientes de ajo troceaditos muy pequeños.
Esperamos a que se doren y agregamos la cebolla cortada. Le damos unos minutos para que se ponche un poco tras la cual añadiremos el pimiento verde tronceado.
Cuando están hechas las verduras añadimos un poco de sal, pimienta negra y una buena cucharada de pimentón de la Vera. Sin esperar demasiado para evitar que el pimentón se queme y resulte de sabor desagradable, añadiremos las carnes y garbanzos. Removeremos bien el conjunto para que se impregnen todos los sabores.
Mientras se van friendo las verduras pelaremos unas patatas y las cortaremos el cubitos para freirlas después en una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra. Cuando estén doraditas las apartamos y las reservamos.
Cuando vemos que las carnes están ya rehogadas en las verduras añadiremos las patatas fritas que tenemos reservadas. Rectificaremos de sal y dejaremos que todo se rehogue unos minutos.
A mí me gusta añadir las patatas no demasiado antes de apartar la cacerola del fuego porque encuentro que si las tengo mucho quedan demasiado blandas y se rompen fácilmente al removerlas junto con el resto de ingredientes. Las tengo unos pocos minutos para que se tomen del sabor del plato y lo sirvo.
Están bien rico!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar o preguntarme algo? Responderé en la medida en que mi tiempo me lo permita, lo antes posible.