martes, 17 de diciembre de 2013

Tiramisú casero, como hacerlo paso a paso- versión "simplificada"

Hoy tenía ganas de algo dulce, así que tras preparar las carrilleras me he puesto con este postre de la cocina italiana conocido internacionalmente. Sabía que no iba a tardar demasiado en prepararlo y que mañana disfrutaremos de un delicioso tiramisú que, al llevar ya un día hecho habrá mejorado en sabor y aroma.
Puede tomarse simplemente frío pero también lo he probado medio congelado, sin llegar a estar duro y puedo asegurar que es delicioso en verano.
Tengo dos "versiones" de tiramisú, una que dejo para los días como hoy que no tengo demasiado tiempo; otra algo más elaborada y que me permito cuando no hay prisas en mi cocina. Hoy haremos el tiramisú "simplificado" pero no por ello menos delicioso.
 
INGREDIENTES
2 huevos enteros
120 gramos de azúcar
1 tarrina de queso "Mascarpone"
300 gramos bizcochos de soletilla
300 cc café negro bien cargado
cacao en polvo tipo "Nesquik"
Ron

ELABORACIÓN
1.- Preparamos unos 300 cc de café soluble instantáneo, sin azúcar y le agregamos un chorro generoso de ron.
2.- Separamos las yemas de las claras y reservamos éstas.
3.- En un segundo bol ponemos el queso mascarpone, el azúcar, las yemas, un poquito de café soluble y si lo deseamos también podemos agregar un chorrito de ron (a mí me gusta más con el licor).
4.- Montamos las claras a punto de nieve
5.- Mezclamos bien los ingredientes del bol en el que está el queso. Removemos bien hasta lograr una crema espesa totalmente homogénea.

6.- Añadimos las claras montadas a punto de nieve mezclando el conjunto con movimientos
"envolventes", no batiendo, para que no se bajen las claras y la mezcla siga quedando espumosa.

7.- Ahora cubriremos el fondo de la bandeja con una capa generosa de crema.
8.- Iremos mojando los bizcochos de forma muy rápida (para no empaparlos evitando así que se nos rompan) y los iremos colocando solapados cubriendo la crema.
9.- Cubriremos esta primera capa de bizcochos con crema y espolvorearemos sobre ella con un colador un poco de Nesquik.
10.- Formaremos una segunda capa de bizcochos de la misma forma, bañándolos en el café y colocándolos en dirección contraria a la que los colocamos en la primera capa (así será más difícil que al servir este postre se nos desmonte antes de llegar a ponerlo en el plato).
11.- Terminaremos cubriendo con crema que también espolvorearemos con Nesquik.
Deberemos refrigerar el tiramisú por lo menos unas horas antes de consumirlo pero yo no aconsejo tomarlo el mismo día. Está mucho más delicioso si permanece en el frigorífico durante el segundo día de realizarlo. El bizcocho se va empapando con la humedad de la crema y forma y adquiere sus sabores. Hacedme caso, tened paciencia, la espera se verá recompensada con creces!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar o preguntarme algo? Responderé en la medida en que mi tiempo me lo permita, lo antes posible.