miércoles, 22 de enero de 2014

Higaditos de pollo en salsa con arroz de guarnición

Hay alimentos que en ocasiones, por baratos, se desprecian un poco. Sí, esta podría calificarse como una receta para la crisis sin que por ello resulten menos apetitosos que otros platos mucho más caros. Lo higaditos de pollo son efecto bastante baratos si los comparamos con las carnes de primera pero no por ello resultan una preparación que no sea un verdadero lujo. Qué ricos están los higaditos de pollo fritos con su salsa!! La verdad es que no son necesarios grandes dispendios para degustar un plato sabroso y estupendo. Tienen un sabor delicado rodeado por una salsita bien gustosa. Los acompaño siempre con arroz blanco porque creo que es lo que mejor les va para hacer un plato redondo.
INGREDIENTES (Para 3 raciones):
  • 1/5 kg de higaditos de pollo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 Hoja de laurel
  • Una ramita de tomillo
  • Una guindilla (opcional)
  • 1 cucharadita de hierbas provenzales
  • Sal
  • AOVE
  • 1 vasito de un buen vino blanco seco
  • Un vaso escaso de agua.
  • Unas hojas de perejil bien picadas
  • Agua, sal, un diente de ajo y arroz para la guarnición

ELABORACIÓN:
  • Lo primero es limpiar a conciencia los higaditos con agua y un chorro de vinagre de vino blanco. Enjuagarlos varias veces en esta mezcla para eliminar cualquier sabor y olor. Escurrirlos bien. Suelen venir con el corazón que yo personalmente elimino porque no me gusta la textura fibrosa. Pero a quién le guste no hay problema en cocinarlos con ellos. Se eliminan las partes blancas, los nervios y las grasas que veamos. Los partimos en trocitos y los reservamos espolvoreados con sal.
  • En una sartén ponemos algo de aceite y doramos en él los dientes de ajo fileteados.
  • Agregamos la cebolla cortada bien finita cuando los ajos adquieran un color dorado. Y pochamos lentamente a fuego bajo hasta que ablanda totalmente.
  • Añadimos entonces los higaditos troceados y los freímos aumentando la potencia del fuego para que reduzca la humedad de la cebolla y los higaditos puedan dorarse.
  • Incorporamos el vasito de vino blanco seco y dejamos que reduzca un poco. Pondremos las especias (las hierbas provenzales, el laurel, la pimienta negra molida en el momento y si nos gusta un poquito picantes es el momento de ponerle una guindilla entera para que luego sea fácil de retirar antes de servirlos.).
     
  • Cuando el vino ha reducido añadimos un poco de agua, rectificamos de sal y dejamos cocer con la sartén tapada, al menos 20 minutos bajando un poco el fuego, para que la salsa vaya trabando y los higaditos se ablanden. Removeremos de ve en cuando.
  • Mientras iremos preparando el arroz que servirá de guarnición.
  • Emplatamos espolvoreando el conjunto con un poquito de perejil bien, bien picadito.
A mí me gusta refreír un diente de ajo en una pizca de aceite antes de incorporar el arroz y el agua. Le da un gusto rico y lo hace más sabroso.
María.
Comparte esta receta en tu Facebook o en tu Twitter si te ha gustado. Os agradezco mucho vuestras visitas. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar o preguntarme algo? Responderé en la medida en que mi tiempo me lo permita, lo antes posible.