domingo, 2 de febrero de 2014

"Grissini" envueltos en jamón serrano (Palitos de pan crujiente)

Esta tarde lluviosa, de esas (que de tener) serían de mesa camilla y brasero por el frío y lo desapacible del tiempo es un momento idóneo para prepararse un caprichito. Me gusta en días así meterme en la cocina a preparar cosas de capricho, de esas que no son imprescindibles si no que se hacen por puro placer. Estos grissini son unos estupendos aperitivos o pueden valer (si no se les pone el jamón serrano en el extremo) para compañar cualquier salsa y así poder "dipear". 
Se pueden hacer de distitos sabores, con trocitos de aceitunas bien picaditas, frutos secos, incluso quesos rallados... es cuestión de un poco de imaginación,
Estas Navidades entre los regalos que me hicieron estuvieron dos libros de cocina magníficos.  Uno de cocina  francesa de la reconocida Julia Child y el otro de preparaciones al horno. Éste último me lo regaló mi hija. Se trata de un precioso libro. Está lleno de estupendas recetas hechas en el horno. No son únicamente de repostería, hay para ir de pic-nic, para la merienda, recetas saladas...y por supuesto panes, bizcochos, bollería...Estaba hojeando el libro y he visto la imagen de estos Grissini y me he dicho...no me lo pienso dos veces!!
Estos son los datos del libro por si os interesa haceros con él: "Caprichos al horno". Caroline Bretherton Círculo de lectores.

INGREDIENTES (Salen unos 25)
  • 2,5 cucharaditas de levadura seca
  • 425 gramos de harina de fuerza
  • 1 cucharada de azúcar blanquilla
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 45 gramos de semillas de sésamo
  • 3 cucharadas de sal marina en escamas
  • Lonchas de jamón serrano
Cuidado, no es la levadura tipo royal, la que utilizaremos en esta receta es levadura seca, también llamada de panadería. Con un sobrecito de los cinco que contiene la caja habrá suficiente.
Quiero enseñaros barras de ayuda para extender la masa que utilizo. Se trata de una especie de listones rígidos de plástico que se sitúan a ambos lados de la masa con la separación que nos interesa. El juego de listones trae tres grosores (dos listones de cada grosor). El rodillo se apoya sobre ellos quedando una masa igualada en grosor por todas partes. Es muy cómodo ya que como sabéis, es fácil presionar con el rodillo más de un lado que del otro provocando que la masa no tenga por todas partes el mismo grosor. El juego completo se compone de seis barras de tres grosores .Lo compré en El Corte Inglés.


ELABORACIÓN: 
Precalentaremos el horno a 190 grados.
  1. Calentamos cuatro cucharadas de agua y disolvemos la levadura en ella dejando que repose durante cinco minutos. Removemos a mitad de tiempo una o dos veces.
  2. Tamizamos la harina a través de un colador sobre un cuenco en el que agregamos, el azúcar y la sal. Mezclamos los tres ingredientes y a continuación añadiremos la levadura disuelta y 250 ml de agua tibia.
  3. A continuación incorporamos las dos cucharadas de aceite y mezclaremos todos los ingredientes formando con ellos una masa bastante blanda y algo pegajosa.
  4. Echaremos un poco de harina sobre la encimera o dónde vayamos a amasar. Con las manos amasamos un rato hasta que la masa sea perfectamente homogénea y elástica..
  5. Formamos un bollo con la masa y la cubriremos con un paño de cocina mientras la dejamos reposar durante 5 minutos.
  6. Enharinaremos la encimera. Tomaremos la masa y la extenderemos hasta que tenga un grosor de aproximadamente 0,5 m. formando un rectángulo con ella. Cubriremos la masa estirada con un trapo de cocina húmedo.
  7. La dejaremos reposar en un sitio tibio de hora a hora y media. Durante el tiempo de levado aumentará su volumen duplicándolo.
     
  8. Una vez pasado el tiempo de reposo pincelaremos con agua la masa y rociaremos sobre ella un poco de sal marina en escamas.
  9. Ayudándonos de un cuchillo con filo en perfecto estado cortaremos la masa en tiritas de un cm. de anchas. Las iremos colocando sobre una bandeja con papel vegetal sin que estén excesivamente juntas. Pensad que al hornearse aumentan su volumen y si las colocamos demasiado juntas terminarían pegándose unas a otras. No nos cabrán todas las tiras en una sola bandeja de modo que mientras se hornea la primera tanda podremos ir preparando la segunda.
  10. Hornearemos de 15 a 18 minutos, hasta que los grissini estén dorados y crujientes. Los dejaremos enfriar sobre una rejilla.
  11. Envolveremos el extremo de cada grissini con una tira de jamón justo antes de servir.
Apetecibles...eh!! Os animo a que los hagáis, ya veréis que son fáciles y muy ricos
María
Si os gustó esta receta podéis compartirla en vuestro Facebook o Twitter para que otros puedan conocerla. Muchas gracias por visitarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar o preguntarme algo? Responderé en la medida en que mi tiempo me lo permita, lo antes posible.