domingo, 29 de noviembre de 2015

Crema de calabaza

El otro día me regalaron una calabaza de cinco kilos. Enorme!! He regalado a un familiar la mitad y la otra la usaré a la plancha y para hacer esta cremita.
Es calabaza de huerta, criada en la tierra del huerto de un jardín particular, sin química. Agua y sol han sido sus ingredientes... Qué rica están las hortalizas de los huertos caseros!!
De la parte estrecha he cortado rodajas como de un dedo de gruesas que haré a la plancha. Se hacen en poco tiempo, no son nada calóricas y están deliciosas. Colgaré la receta cuando las prepare.

El resto lo voy a usar esta noche para prepara esta deliciosa cremita. Hace un frío que pela y este plato calentito y de suave sabor te reconstituye el cuerpo en un pis pas.
Venga, veamos los ingredientes:
  • 1 Poquito de aceite de oliva virgen extra
  • 1 Zanahoria
  • 1 Cebolleta gordita
  • 1 Puerro
  • 1 Patata medianita
  • Un trozo de algo más de un kilo de calabaza (con piel y pepitas)
  • 1 Cucharadita de hierbas provenzales
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 2 hojas de laurel
  • Sal
  • 1 litro de caldo de pollo hecho o comprado
  • Nata líquida
  • 2 rebanadas de pan para los picatostes
1.- Comenzamos limpiando y troceando las verduras. La zanahoria a rodajitas, igual que el puerro. La cebolleta en rodajitas cortadas por al mitad. La patata a taquitos chicos.

2.- Quitamos la piel y las semillas a la calabaza y la troceamos en cubitos. Por cierto, una vez limpia me ha quedado unos 750 gramos, así que calculad siempre un poco más porque tiene bastante desperdicio.
3.- Ponemos un chorreón generoso de un buen aceite de oliva virgen extra en una cazuela a calentar y tan pronto se calienta rehogamos unos diez minutos cebolleta y puerro. Es mejor tapar la cazuela en el proceso para que se pochen despacito sin evaporar la humedad y no lleguen a dorarse.
4.- Agregamos a continuación la patata y la zanahoria y permitimos que se vayan pochando otros diez minutos.
5.- Mientras se van ablandando pondremos en una sartén algo de aceite y freiremos un par de rebanadas de pan cortada a trocitos
Es mejor poner un trozo de papel de cocina sobre el plato dónde pongamos los cuscurritos fritos porque así quedarán menos grasosos. Los reservamos para la hora de servir la crema.
6.- Por último incorporamos la calabaza cortada a cubitos, la pimienta blanca, las hierbas provenzales, la sal y las dos hojas de laurel y removemos bien el conjunto.
Dejamos que se vaya haciendo sin prisa unos 15 minutos removiendo de vez en cuando para que no se agarre al fondo de la cazuela.
7.- Una vez blandita las verduras añadiremos el caldo a la crema y removemos bien dejando que cueza lentamente tapado hasta que las verduras estén bien blandas. De entrada yo he añadido medio litro de caldo pero luego, cuando trituremos la crema, según nos quede de espesor quizás necesitemos añadir algo más de caldo.
8.- Apartamos del fuego y retiramos las hojas de laurel antes de triturar perfectamente la crema con la batidora de brazo cerciorándonos de que no nos queda ningún trocito de verdura suelto. Es el momento de decidir si deseamos la cremita espesa o algo más ligeritaA mí, personalmente no me gusta espesa así que he añadido algo más de caldo de pollo (1/4 de litro). Remover perfectamente todo el conjunto. 
9.- Rectificamos de sal y volvemos a colocar al fuego tan solo unos minutos para que se caliente bien.
 
10.- Apartar y emplatar con un chorrito de nata líquida en cada plato y unos cuantos cuscurritos de pan frito.
A la mesa, que se enfría!!! Buen provecho.